Seguimiento de un año de vida

Hoy os enseño este pequeño gran proyecto personal/profesional del que estoy tan orgullosa (sí, sí,  como una gallina con sus polluelos).

A lo largo de este último año he ido fotografiando una vez al mes a mi hija con el fin de ver la asombrosa evolución que supone el primer año de vida para un bebé a nivel físico. Todos sabemos de esos cambios, son más que evidentes, pero verlo reflejando mes a mes en fotografías me ha hecho apreciar aún más las diferencias, me ha hecho reparar en los detalles, en los cambios, es increíble.

Como ya os contaba en el post de ayer, cuando tenía el estudio realicé más de un estudio de seguimiento, aunque de una manera diferente. Por aquel entonces daba también una cita una vez al mes pero con el objetivo de realizar una sesión diferente y creativa cada mes. Al final del año montábamos un libro que recogía las mejores imágenes, y era realmente precioso ver todo ese cambio.

Cuando nació Katalin, quise empezar algo similar, pero consciente del poco tiempo libre que tienen mis días, decidí simplificarlo y hacerle una sola foto cada mes, en la misma mantita y con un mismo objeto/su duda en este caso) para tomar referencia de su cambio de tamaño y proporciones. Y así empecé, en esa primera sesión que le hice con tan sólo 9 días de vida, para continuar mes a mes en un proyecto con el que no puedo estar más encantada.

Cada vez además se complicaba más el tomar la foto de turno, porque con estos enanos llega un punto en el que no paran quietos. Pero era nuestro pequeño reto mensual, y digo nuestro porque la ayuda de Xabi ha sido indispensable. Hacer esto sola hubiese sido imposible, sobre todo en los últimos meses. Es una pena que no haya habido testigos del “making of” porque era digno de vernos; Katalin tumbada en la mantita en el suelo, yo encima de una silla preparada para hacer el payaso mientras tomaba varias fotografías y Xabi animando(quien dice animar, dice desgañitarse a ruidos, sonidos, caras, gestos, saltos, aullidos, jajaja)a Katalin y colocándola una y otra vez(ya he dicho que no había forma de tenerla quieta, jajajaj). Mini sesiones de deporte de riesgo extremo diría yo 😉

Es ahora, 12 meses después cuando vemos el resultado, y me encanta, me parece un recuerdo precioso, y de hecho ya estoy pensando a ver que hueco de la habitación le busco.

Ahora seguiré con el proyecto aunque de una forma diferente, ya os iré avanzando algo en cuanto tenga la idea clara 🙂

Y no digo más, aquí tenéis cada imagen que forma parte de este pequeño gran proyecto, que espero os haya gustado.

 

 

¿Habíais oído alguna vez acerca de este tipo de proyectos?
¿Os animaríais a hacerlo con vuestros peques?

Consúltame si te interesa hacer algo parecido con tu bebé 😉

 

 

00-876B5697

01-876B9995

02-876B5344

03-876B8166

04-876B2704

05-876B7045

06-876B0590-2

07-876B2046

08-876B6517

09-876B2816

10-876B1541

11-876B2048

12-876B3292

seguimientoblog

 

 

 

 

2 opiniones en “Seguimiento de un año de vida”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *